Puntos por pulgada o píxeles por pulgada

Puntos por pulgada o píxeles por pulgada

Uno de los principales problemas a la hora de imprimir o mandar a imprenta nuestro trabajo es la dificultad de reflejar en papel lo que vemos en la pantalla. Siempre es conviene saber ciertos fundamentos de impresión para comprender lo que estamos haciendo y obtener el resultado que deseamos.

PPP/DPI (Puntos Por Pulgada/Dots Per Inch): hace referencia a la cantidad de puntos por pulgada de tinta que se plasman en el papel durante la impresión de una imagen. Muchas impresoras de inyección de tinta, que actualmente se encuentran en el mercado, tienen una resolución de 1200 dpi; también existen modelos más avanzados que pueden producir hasta 9600 dpi. Cuantos más puntos por pulgada configuremos, conseguiremos más detalles en la imagen, y con ello textos más definidos e imágenes más claras de color.

Algunos trabajos ya tienen preestablecidos unos dpi. por ejemplo:

  • Texto y gráficos de 300/600 dpi.
  • Imágenes de calidad fotográfica 1.200 dpi.
  • Imágenes de calidad profesional 2.400 dpi.

PPP (Píxeles Por Pulgada/ Pixels Per Inch): no se deben confundir con los dpi. Para imágenes digitales usamos los “píxeles por pulgada” y para impresión en papel usamos los “puntos por pulgada”. Los dpi hacen referencia a la resolución de impresión, a los puntos de tinta que se imprimirán físicamente en la hoja de papel y los ppp se refieren a la resolución de la imagen digital, la que se verá en la pantalla de nuestro ordenador.

Para facilitar un poco las definiciones podemos decir que los “puntitos” que vemos cuando miramos un periódico son los dpi y los “cuadraditos” que vemos al ampliar una imagen digital son los ppp. Estos “cuadraditos” son píxeles y ellos crean la imagen. Normalmente una alta cantidad de mega píxeles de una cámara dará un recuento alto de ppp y en general una imagen más fina. Pero si escalamos una imagen pequeña y la imprimimos, los píxeles de la imagen tendrán que estirarse para llenar el área de impresión, dando como resultado una imagen borrosa.

Es recomendable configurar los megapíxel de nuestra cámara dependiendo de la calidad que necesitemos luego. Por ejemplo:

  • Imagen de 2 megapíxeles tiene una resolución de 1600×1200 y puede imprimir en torno a una imagen de 4×6 pulgadas.
  • Imagen de 12 megapíxeles obtendremos una impresión de hasta de 21,4 x 14 pulgadas, con lo cual podremos tener una imagen preparada para una gran impresión.