Corrección de colores en CMYK y RGB

Corrección de colores en CMYK y RGB

Aunque es posible realizar todas las correcciones tonales y de color en modo RGB y la mayoría de los ajustes en modo CMYK (corrección de colores en CMYK y RGB), debe elegir un modo con sumo cuidado. Evite realizar varias conversiones entre modos, puesto que los valores de color se redondean y se pierden con cada conversión. Las imágenes RGB que se van a utilizar en pantalla no se tienen que convertir al modo CMYK. No es necesario realizar correcciones de color en modo RGB en las imágenes CMYK que se van a separar e imprimir.

Si debe convertir la imagen de un modo a otro, realice la mayoría de las correcciones de color y tono en el modo RGB y use el modo CMYK para ajustarlos. El uso del modo RGB tiene las siguientes ventajas:

  • Puedes ahorrar memoria y mejorar el rendimiento porque hay menos canales.
  • RGB tiene una gama de colores más amplia que CMYK y es más probable que se mantengan más colores después de los ajustes.

Puede previsualizar los colores CMYK compuestos y las placas de separaciones usando el espacio de trabajo CMYK del cuadro de diálogo Ajustes de color. También puede previsualizar los colores mediante un perfil de color CMYK personalizado.